jueves, 11 de junio de 2009

LAS OLIMPIADAS EN LA ANTIGUA GRECIA


El origen de los juegos olimpicos se remonta al año 776 a.C. Se llaman así porque se celebraron en la ciudad de Olimpia en honor a Zeus, dios del cielo, la tierra y de todos los dioses de la mitología griega. En sus inicios eran como grandes festivales en los que las prácticas atléticas, la religión y la música se unían para honrar a los dioses que tan solo duraban un día. El primer ganador que se conoce fue Corebus de Elis, que venció en una de las carreras a pie en honor a Zeus. Por ello, su nombre quedó grabado en el estadio.

Desde siempre los hombres han practicado deportes para mejorar su rendimiento físico, pero esto estuvo ligado inicialmente a las necesidades de fortaleza para la caza (primero) y las batallas (segundo). Fueron los griegos quienes llevaron a su máxima conexión la práctica de deportes para un saludable estado mental, ligando así el deporte, con el alma, la educación, el espíritu y la sabiduría.

El culto que los griegos antiguos realizaban al cuerpo no estaba relacionado con una concepción banal de la belleza, sino como reflejo de las condiciones del espíritu, de la fortaleza interior y de la inteligencia.

Los antiguos griegos contaban con cuatro eventos deportivos sagrados, los Juegos Panhelénicos. El más importante de ellos era el realizado en la ciudad de Olimpia, en honor a Zeus (dios de dioses). Al año siguiente se realizaban en meses diferentes, los juegos Nemeos (también en honor a Zeus) y los Juegos Ístmicos (en honor a Poseidón, hermano de Zeus). Al tercer año se realizaban los Juegos Píticos, en la ciudad de Delfos, en honor a Apolo (hijo de Zeus). En el cuarto año se volvían a realizar los Juegos Nemeos e Ístmicos, menores en convocatoria que los Juegos Píticos y de Olimpia. Una vez concluidos estos, comenzaba nuevamente el ciclo de Juegos Panhelénicos. De esta forma, al no superponerse, se garantizaba que los atletas puedan participar de todos ellos.

El ciclo entre la realización de unos Juegos Olímpicos y otros, el tiempo de cuatro años, se denominaba “olimpiadas” o “período de olimpiadas”, una forma de medida del tiempo en la Grecia clásica.

Los Juegos Olímpicos se realizaban en la ciudad de Olimpia, ciudad sagrada de relevancia política y religiosa, situada a los pies del Monte Olimpo, la montaña más alta de Grecia y la segunda de los Balcanes. En el Monte Olimpo vivían los dioses mayores, según la mitología griega. En los juegos se rendía tributo a los dioses, exaltando lo mejor de los seres humanos: capacidad artística y destreza deportiva.

Durante la realización de los Juegos se decretaba la “tregua sagrada”, que ponía fin obligado a todo enfrentamiento militar que se estuviera realizando en ese momento, como así también a la fabricación de armas.

En los Juegos Olímpicos, que se realizaban entre los meses de julio y septiembre, y duraban 6 días, no sólo se concretaban certámenes deportivos, sino que además se realizaban presentaciones artísticas, ceremonias y sacrificios en honor a los dioses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada